Es tu efectivo, al final

Pienso en cosas que me hacen oportuno y la forma en que pago mi efectivo. Mi momento predilecto para hacerlo es cuando viajo, porque ir al extranjero enriquece el alma con una nueva experiencia, pero nuevamente, mi cómoda tiene un significado para mí y no puedo digamos con toda conciencia que una bolsa de Chloe no me aturde, ni un par de zapatos de tacón parada, que nunca puede ser suficiente. Lamentablemente, nuestra sociedad se pedestal en la facilitación de sentimientos de fallo, cuando llegamos a casa con una habitación que puede no ser esencial. No me refiero a las compras compulsivas, sino a una operación justificada porque nos brinda ventura y nos permite memorizar qué siente el beatitud durante al menos 24 horas. Está aceptablemente derrochar.


Lo sé, todos estamos a menos a principios de año. Diciembre puede volverse salvaje, los precios siguen subiendo y el salario se mantiene igual. Al mismo tiempo, la vida está sucediendo y se supone que es poco más que umbrátil. Lo menos que podemos hacer es nominar a los amigos, socios y personas adecuados que mejorarán nuestro tiempo en este planeta. Pero si tiene un mal día, si se siente deprimido, frustrado, triste o deprimido, esta nueva habitación tiene el poder mágico de elevarlo. Esto no tiene que costar una fortuna, puede ser un simple lapicero labial de un tono consumado, tal vez un nuevo perfume para hacerte comprobar exuberante o ropa de cama porque sabes que tu alma se sentirá aliviada. No escribiré que estás cansado de todo, porque incluso si tu cómoda está repleto de todo, los sueños son siempre sueños y los deseos siguen siendo deseos, así que no creo que sea simplemente renunciar a poco que podría darle un impulso, incluso si no dura para siempre.

Somos objeto de críticas o comentarios sobre cómo gastamos nuestro efectivo con demasiada frecuencia. De una forma u otra, sé que ponemos todo delante de esta bolsa: nuestros hijos, nuestra escuela, nuestras compras, nuestras facturas, nuestras ocio familiares. Y seguimos restringiéndonos y empujando las cosas hasta el fondo de nuestra alma y ponemos nuestro pie solo para que no salgan. Es importante deshacerse de la fallo para que comprendamos mejor que tenemos nuestros propios deseos y lo que podría ser más preciso que asegurarnos de cumplirlos. Aunque les deseo muchos hombres que puedan entenderlos y cumplirlos por ustedes, verdaderamente no lo veo, al menos no tan rápido como si lo estuvieran tratando usted mismo. No es que los hombres sean malos o descuidados, es solo que puedes comprobar la importancia de todo esto.

Entonces, si alguna vez te veo en la tienda y tienes una nueva paleta de tonos en tus manos, tal vez un par de zapatillas de marca, una bolsa con flecos o una crema antiarrugas, bueno, no lo sabré. no. Ve a la caja registradora y sé oportuno. Y sé que soy el ulterior en la fila luego de ti.